Toma de decisiones en proyectos de Social Media: algunas variables

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Exponer ante tus compañeros o jefes la marcha de un proyecto siempre es una situación comprometida cuando el impacto sobre tus usuarios finales no es inmediato o bien cuando los resultados no pueden expresarse en términos de beneficios en la cuenta de resultados (dinero contante y sonante). Si además este proyecto tiene que ver con la presencia en redes sociales, el tema se complica aún más. Motivos hay muchos. Pensemos por un momento que por muy descentralizado que sea nuestro modelo de empresa, las decisiones estratégicas normalmente se tomarán en los estratos más altos. Y sucede con demasiada frecuencia que muchas de las personas que poseen mayor autoridad jerárquica en las empresas manifiestan un cierto alejamiento de la realidad. Los motivos pueden ser muchos, desde la simple miopía para detectar los cambios que se producen en su sector hasta la actitud vanidosa de aquellos que viven de los éxitos logrados en el pasado. En definitiva, que en muchos ecosistemas empresariales la meritocracia brilla por su ausencia y se mantienen estructuras rígidas de pensamiento y de toma de decisiones. A esto se le suma otro factor que será más o menos evidente según el tipo de organización y sector al que nos refiramos, la brecha generacional en la estructura jerárquica de la empresa.

¿Cómo afectan los saltos generacionales en el uso del Social Media?

Creo que nadie pone en duda que los medios sociales son un fenómeno que ha inundado nuestras vidas como un tsunami, penetrando primero en nuestra esfera “íntima” y personal y luego continuando con el ámbito profesional. Pero el grado de absorción de estos cambios no ha sido igual para todos. En la actualidad, si cualquier adolescente tiene presencia en varias redes sociales y las utiliza con toda naturalidad para conversar y relacionarse, para otros sectores poblacionales estos medios aún generan ciertos recelos. De hecho, con solo pensar un minuto nos vendrán a la memoria los nombres de algunos personajes de la vida pública (políticos, artistas, etc.), o incluso compañeros y amigos que usan torpemente estas herramientas. Algunos porque han tardado en adoptar esta tecnología (aunque deberíamos hablar también de valores) y otros porque simplemente lo hacen obligados ya que consideran que “deben estar”.

Pues bien, ya han transcurrido varios años desde que Marc Prensky hiciese una preclara distinción entre nativos e inmigrantes digitales donde evidenciaba las diferencias entre unos y otros en el uso de la tecnología. Y al hilo de esta cuestión, ayer tuve la grata experiencia de escuchar a José Luis Cabrera hablando de redarquía en el EBE donde citaba éste y otros aspectos de gran trascendencia, como el hecho de que muchas empresas permanecen ancladas en su zona de confort porque les proporciona sensación de control. Siguen planificando como si el futuro fuese predecible, mientras que la realidad actual es más emergente que nunca.

Visto lo visto, y volviendo al caso que planteaba inicialmente, parece que presentar resultados de un proyecto de Social Media no es tarea fácil ya que estos factores afectan de manera directa en la toma de decisiones. Además, a esto debemos sumar otra variable que es el arte de presentar, otro de los temas tratados ayer en el EBE, ya que como mencionaba ayer Gonzalo Álvarez, saber expresar una idea es tan importante como la idea en sí misma. Pero eso daría para otro post…

¿Analítica o reporting?

A menudo, cuando presentamos datos acerca de cómo evoluciona un proyecto de Social Media a otros, caemos en el error de inundar nuestra presentación con un gran número de gráficas y datos numéricos que proceden de la monitorización de nuestras redes. Obviamente esa información debemos manejarla e interpretarla pero pregúntate si realmente tu audiencia necesita tal caudal de datos. Parapetarnos detrás de estos informes nos servirá de poco si no somos capaces de extraer la información relevante. Es evidente que debemos apoyarnos en ellos, pero solo como un recurso que nos ayude a trasmitir un mensaje claro y entendible que nos permitirá tomar decisiones. En este sentido, y hablando de monitorización de las redes sociales creo que es justo citar una de las herramientas más completas y versátiles que existen en el mercado, Pirendo (a modo de ejemplo, os enlazo el informe sobre la jornada del día 11 de noviembre del EBE). Pero insisto, considero que el valor añadido que puede y debe aportar un profesional de los Social Media es hacer auténtica labor de analítica y no simplemente de reporting.

La vida es el arte de sacar conclusiones suficientes a partir de datos insuficientes. Samuel Butler
About these ads

2 comentarios en “Toma de decisiones en proyectos de Social Media: algunas variables

    • Gracias Miguel. Lo cierto es que existe la tendencia natural a seguir utilizando los mismos recursos y las mismas estrategias que se han utilizado siempre porque hasta hace poco han dado sus frutos. No obstante, la realidad actual es bien distinta y por tanto debemos luchar contra esa fijación funcional que nos impide reinventarnos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s